Loading...
Inicio 2019-02-01T12:51:57+00:00

Una de las técnicas más novedosas de vender por Internet es el Dropshipping. Se trata de una forma que combina herramientas de marketing empresarial con ecommerce para genera beneficios mayores que inversiones en tienda.
Su objetivo es vender por internet productos desde una página web que no es la encargada de gestionar los pedidos y entregas. Supone dejar en manos del propio fabricante los temas de logística y almacenaje de productos, actuando como verdaderos intermediarios comerciales, poniendo en contacto clientes y fabricantes y obteniendo beneficios sin grandes quebraderos de cabeza.

Mediante el uso de esta técnica el empresario ( intermediario) abandona la gestión de los campos de envío, entrega y almacenaje de productos, quedando encomendada a los propios fabricantes o tiendas base. El cliente, contacta en todo momento con el intermediario que es el que se encarga de hacer llegar su pedido al fabricante. De este modo, el intermediario se centra únicamente en lograr ventas que generarán beneficios tanto para él como para el distribuidor. Entre una de las ventajas más resonadas de esta técnica de venta esta la sencillez con la que puede contar la ecommerce utilizada para la venta. Es en este campo donde Instagram Shopping logra abrirse paso para aumentar más aún los beneficios a coste irrisorio. De este modo, todo aquél que tiene capacidad para lograr ventas pero no tiene medios para montar una verdadera tienda online tienen su hueco en el mercado.

Instagram y Dropshipping: La combinación Perfecta

Instagram ha logrado desbancar incluso al mismísimo Facebook logrando instaurarse como la red social de preferencia entre el público más joven. Dentro de este campo, nos encontramos con usuarios con preferencias más dinámicas, abiertos a nuevas formas de compra, nuevas tecnologías instauradas en los mercados y formas de pago que no tienen miedo en arriesgar a la hora de conseguir lo que desean. Siendo una red social basada en la visualización, donde las imágenes tienen el 90% de la importancia del éxito de una tienda, podemos encontrar un campo donde crear una buena relación cliente- vendedor.

– Supone la creación de una tienda barata, con dos modos de gestión:

1. Creando un verdadero perfil de empresa, subiendo un catálogo de productos y gestionando una propia página web básica, donde no hemos de encargarnos nada más que de la muestra de productos y la cesta de la compra, dejando en manos de la tienda base los problemas de logística y atención al cliente. El inconveniente es que quedará una tienda incompleta, donde faltarán aspectos importantes que no se mostrarán de manera pública, creando recelo y desconfianza en los usuarios.

2. Creando un perfil normal, con un sistema de pedidos mediante mensaje directo o vía email. El único inconveniente de este sistema es que no podremos tener un catálogo de productos, sino que deberemos subir imágenes de manera normal y que sean los usuarios los que acudan a nosotros en muestra de información. Es más sencillo y barato que el anterior pero supone un esfuerzo extra que han de realizar los clientes: pedir información.

INSTAGRAMERS Y DROPSHIPPING

Una de las técnicas de marketing más utilizadas en la red social es el uso de perfiles de personas con reconocido prestigio en la aplicación que muestren nuestros productos. Si bien es cierto que no se trata de verdaderos usuarios de dropshipping, su papel podría asemejarse al de un intermediario, cobrando por dar a conocer productos en su página. El uso de vales descuento o códigos promocionales que se han dado a conocer por estas personas ayudan a las empresas que hay detrás a saber qué nivel de ventas son debidos a estos usuarios, quienes al fin y al cabo tampoco se encargan de temas de logística, almacenaje o pedidos.

Contacto.

Nombre

E-mail

TelÈfono

Mensaje